jueves, 4 de mayo de 2017

Cueva la Marea la H.uente (y marcaje de bocas)

Ah.ayádevos, cueveros!

Pasamos a narrar algunos de los últimos trabajos en las zonas de exploración del club en Llanes.

SALIDA A LA CUEVA LA MAREA LA H.UENTE

Ya hace tiempo que Adrián González (G.E. Gorfolí) y un servidor habíamos hablado de mirar algunos sifones de cuevas de las zonas de trabajo de la S.E.B. Escar, aprovechando por un lado que ambos solemos disponer de días libres a mitad de semana, y que tenemos varios sifones inexplorados relativamente cercanos al coche. Y esta semana, y a raíz de lo ya publicado previamente en este blog, Adrián me ha propuesto ir a mirar el sifón de la Cueva la Marea la H.uente, cavidad descubierta por nosotros el presente año. No le hizo falta insistir, y a la aventurilla se nos sumaron -tras haber puesto el oportuno anuncio de la actividad en el grupo de wasap del club- Julio y Nidia.

Boca de la cueva la Marea

A las once de la mañana habíamos quedado en Porrúa; pinchín, café y los saludos de rigor. Cogemos también provisiones para la cueva. Una hora más tarde estábamos aparcando en el lugar de costumbre y preparando el equipo. Según nos aproximamos a la Marea la H.uente le vamos indicando a Adrián, que no conoce la zona: allí está el Mazu, allí la torca la Verde, allí la del León... el agua resurge allalantrón, en Piedra, en l'Oyu'l Ríu Calabres...

Finalmente llegamos a la llaguna de la Marea la H.uente. Y primera sorpresa del día: no hay llaguna, se ha secado por completo. Ya sabíamos que sucedía, pero es un contraste desconcertante: el fondo del lago es ahora el fondo de una amplia uvala con forma de riñón. Dado que sabemos que los niveles del sifón aguas abajo en la cueva están en relación con el nivel de agua en la laguna, ya barruntamos que nos llevaremos alguna sorpresa. Llegamos a la boca y nos preparamos para echar una primera ojeada al sifón, de momento sin arrastrar el equipo de buceo hasta dentro de la cueva.

Vista parcial de la llaguna la Marea la H.uente a primeros de febrero.

En la misma fecha, la llaguna al pie de la Peñe; detrás la Mañanga, la Llera y la mar.

Y como era de esperar el nivel de agua del sifón estaba mucho más bajo... Vamos, que no había sifón... Aguas abajo (lo que se pretendía bucear) nos topamos con un tubo de sección freática y poco más de un metro de diámetro, con la paredes recubiertas de arcilla y que desciende cuatro metros trazando una media espiral. En el fondo aflora por dos puntos un sifón muy estrecho, impenetrable con equipo de buceo; el agua aporta por una gatera que se vuelve impenetrable casi de inmediato.
Aguas arriba lo que era un sifón es ahora una gatera, obstruida a los dos metros por bloques y guijarros... Aparte de topografiar, aquí ya no queda nada más que hacer.
Mientras la mayoría revisamos esto, Julio se cuela rampa arriba hacia la Galería la Bramadoria y echa un vistazo rápido a la cueva; no tarda en regresar.


Celebramos un rápido consejo y decidimos dejar el equipo de buceo en la boca, coger las sacas con los neoprenos y los bidones, e irnos a explorar y topografiar aguas arriba. No mucho más tarde estábamos calzándonos los neoprenos al inicio de la galería inundada que suponía la anterior punta de exploración. Aquí no se aprecia ningún cambio en el nivel de agua de la badina, aunque el caudal que corre es sin duda mucho menor que en la anterior visita; se nota también la corriente de aire, aunque en esta ocasión es menos intensa y expirante (no inspirante como en febrero), lo cual cuadra con los datos que ya tenemos de todo este sistema subterráneo.

Ya equipados para el agua comenzamos con la exploración, encabezada por quien suscribe, ansioso de descubrir qué hay más allá... La galería inundada (badina de un metro de profundidad) finaliza tras poco más de una decena de metros en un sifón, ancho pero de poca altura, quizás buceable. No obstante unos metros antes del sifón arranca por la izquierda un conducto ascendente, amplio y barroso, por donde se va el aire: un by-pass. Esta galería sube, con poca pendiente, por un decena de metros y depués desciende otros tantos hasta alcanzar de nuevo el cauce activo. A la derecha el agua discurre por una galería de pequeña sección que finaliza ante la entrada del sifón cuya salida hemos dejado atrás. A la izquierda, aguas arriba, una nueva galería inundada semejante a la anterior. No mucho más allá finaliza ante un amplio sifón donde la galería gana profundidad. Aquí ya cubre, y sin duda este sí es buceable.


La corriente de aire se pierde por una rampa ascendente, muy pindia, por la izquierda; esá adornada por una colada blanca con gours. ¿Será otro by-pass a este segundo sifón? Es estrecha pero asciende por quince metros con continuidad evidente hasta un paso estrecho donde hubo que romper alguna concrección. Nos da paso a una pequeña salita con dos gateras: la inferior cierra al poco; la superior es impenetrable, pero por ella mana la intensa corriente de aire y se aprecia claramente la continuidad del estrecho conducto... Nuestro gozo en un pozo: fin de la exploración por el momento. Salimos topografiando y llegamos a la boca de la cavidad rebozados en barro como cuatro jabalinos...

Cargamos el equipo de buceo y emprendemos el regreso. Dado que la laguna se ha vaciado decidimos revisar su fondo, a ver si la pérdida del agua es un sumidero penetrable. En efecto, así es. Un servidor consigue colarse unos cinco metros por un estrecho conducto lleno de ramas y materia orgánica. El agujero apesta, y al poco las ramas cierran el paso; tira, sin duda, pero está obstruido...
Revisamos también los otros sumideros y surgencias de la margen de la laguna, sin mayores resultados.



Media hora después estamos haciéndonos la foto de grupo junto a los coches, y este es el resultado de los trabajos de la jornada, más de un centenar de metros nuevos de topo:


Señalar respecto a la topo que las flechas indican la circulación del aire en los meses de invierno; en los meses cálidos circula en sentido inverso. Y respecto al sifón mencionar que refleja el nivel del agua en la salida del 11 de febrero. Dos días antes, con la laguna en su nivel más alto, el sifón estaba más de un metro más arriba, y en este última salida, con la laguna seca, casi cuatro metros más bajo. Este hecho da una idea de las variaciones de caudal en la cavidad y, por ende, refleja su peligrosidad ante precipitaciones, existiendo la posibilidad de que incluso la galería de entrada a la cueva quede eventualmente sifonada.


MARCAJE DE BOCAS EN LA PEÑE VILLA Y LA MAÑANGA

En las últimas semanas Victoria y un servidor hemos comenzado con unos trabajos de cuya necesidad habíamos hablado en numerosas ocasiones en el club: el marcaje con pintura indeleble de todas las bocas conocidas en la zona de exploración. Para aquellas personas ajenas a la espeleología puede parecer incluso una agresión al medio, pero son numerosas las ventajas de cara a la exploración sistemática de un área. Entre ellas se cuentan que los pateos de prospección pueden ser realizados por cualquier socio del club (sin necesidad de que estén presentes los 'veteranos' de la zona), sabiendo de inmediato qué simas y cuevas son ya conocidas y cuáles no, así como su estado de exploración. Sirve también para que los ganaderos de la zona, los mejores conocedores de estas peñas, sepan qué torcas ya conocemos y cuáles no, facilitando la identificación y localización de nuevas simas y del nombre tradicional de las ya localizadas, etc.


Hasta ahora buena parte de las bocas no estaban marcadas, y las que sí habían sido marcadas lo fueron con la pintura que usamos para los puntos de topografía en cavidad (esmalte de uñas), poco adecuada para este fin por su escasa durabilidad.
En esta ocasión hemos decidido marcar con pintura acrílica, de color azul, indeleble por largos años. En cada boca marcamos la signatura correspondiente junto con un círculo que indica el estado de las exploraciones, según el código habitual en espeleo: círculo simple para las cavidades localizadas pero no exploradas, círculo cruzado por una raya para las cavidades con exploración y topografía en curso, y círculo aspado para aquellas cavidades en las que los trabajos se dan por concluidos.


Estas actividades han sido aprovechadas también para revisar las coordenadas GPS de las bocas, hacer fotografías de todas ellas, y ya de paso prospectar y localizar nuevas cavidades. Un pequeño repaso de estas salidas de marcaje:

5 de abril: Victoria y Pablo. Primera salida de marcaje, inicialmente en el sector VI -concretamente en la zona de Las Viñas, entre Villa y El Mazucu- donde se marcan las bocas VI-33, VI-39, VI-51, VI-55, VI-56, VI-57, VI-64 y VI-65. Después nos desplazamos al Altu la Tornería, donde dejamos los coches, y continuamos marcando bocas por la zona alta de Los Resquilones (sector RS); en concreto se marcan las bocas RS-01, RS-02, RS-03, RS-05, RS-21, RS-22, RS-38, RS-39, RS-40 y RS-41. Las tres últimas son nuevas, aunque ninguna tiene mucho interés.

Escares en la vertiente norte de Los Resquilones

7 de abril: Pablo. Segunda salida, en esta ocasión por la zona del Mazu y la Verde (sector PD). Se han marcado: PD-03, PD-05, PD-06, PD-07, PD-08, PD-14, PD-15, PD-18, PD-30, PD-31, PD-50. Se han revisado, aunque no pudieron marcarse por falta de afloramientos rocosos la PD-16, PD-17, PD-19 y PD-51. Las PD-50 y PD-51 son nuevas, pero sin interés. En esta jornada se prospecta bastante, pero sin resultados.

Panorámica desde una de las canales de La Verde, prospectada en esta jornada


20 de abril: Victoria y Pablo. Día de intensas quemas en Llanes. Marcaje por la zona alta de los Resquilones y la Peñe Villa (sectores RS, PV y SV). Se marcan las bocas: PV-01, PV-02, PV-06, PV-22, PV-23, PV-24, PV-31, PV-32, RS-04, SV-07 y SV-12. Son nuevas la PV-31 (esta es una torca con buena pinta), PV-32 y SV-12.

El Valle Llabres (sector SV)

Torca PV-31, aún sin explorar

21 de abril: Victoria y Pablo. Más incendios por la peña. Marcaje por la zona alta de la Peñe Villa (el Trigu, H.elguerúas, etc...), en concreto de las bocas: PV-03, PV-04, PV-12, PV-13, PV-21, PV-25, PV-26, PV-32b, PV-33 y PV-34. Las tres últimas son nuevas, pero -a priori- de escaso interés.

24 de abril: Victoria y Pablo. Más quemas por el monte. Última salida de marcaje (por el momento), en esta ocasión en la zona de La Mañanga. Se marcan las bocas: MA-01, MA-02, MA-04, MA-05, MA-35, MA-36, MA-37, MA-50, MA-51, MA-70, MA-71, MA-72, MA-73, MA-74, MA-75, MA-76 y MA-77. Las ocho últimas son cavidades nuevas localizadas en esta ocasión, aunque sólo la MA-72 tiene buena pinta. Se revisan también, aunque no se marcan por falta de lugar adecuado, la MA-03 y MA-34.

A ver cuándo le ponemos a esta la segunda aspa: la Cueva'l Mazu

Y aquí concluyo esta larga entrada al blog. Las fotos que la ilustran son de Nidia, Adrián, Victoria y Pablo. Seguiremos informando. ¡Saludos soterraños!






lunes, 3 de abril de 2017

Memoria de la campaña en Llabres y La Mañanga 2016

¡Ah.ayádevos, cueveros!

Seguimos publicando trabajos que teníamos pendientes, en este caso la memoria 2016 de las exploraciones realizadas en nuestras principales zonas de trabajo, las sierras de Llabres y la Peñe Villa, y la plataforma kárstica de La Mañanga, ambas en el conceyu Llanes.

Como plato fuerte la memoria ofrece las topografías actualizadas de la Cueva la Vallina (2493 m de desarrollo con 47 m de desnivel) y la Cueva'l Mazu (3757 m con 55 m de profundidad), cavidades que suponen los buques insignias de ambas zonas de trabajo.

Por otro lado, y dado que en esta campaña del 2016 se cumplían los diez años de exploraciones de la S.E.B. Escar en la zona, la memoria también ofrece un listado detallado de todos los fenómenos kársticos (cuevas, simas, surgencias, sumideros, abrigos, agujeros sopladores...) inventariados y/o estudiados, así como la ubicación de todos ellos sobre el ortofotomapa, agrupados por sectores.

A modo de resumen se ofrece la siguiente tabla:


Como datos destacados citaremos los casi 300 fenómenos kársticos inventariados, las 76 cavidades topografiadas (total o parcialmente), y los 14 km de galerías y conductos topografiados.

Como ya es costumbre, hemos subido la memoria a la web de Scribd.com desde donde se puede consultar, imprimir o descargar de modo gratuito siguiendo este enlace.


Seguiremos informando. ¡Saludos soterraños!


sábado, 18 de marzo de 2017

Una temporada explorando por La Verde

Ah.ayádevos, cueveros!

Hacía más de un año que no actualizábamos el blog. En buena medida porque el 2016 ha sido un año de poca actividad en el club, también por otras razones. En todo caso estas semanas estamos tratando de ponernos al día, habiendo publicado ya las memorias pendientes de la zona de trabajo de Onís (y de Sotres).

Después de unos meses intensos de exploraciones en nuestra zona de trabajo, más en concreto en el sector de La Verde - El Mazu, vamos a darle en este post un repaso al estado de las exploraciones. Además de los trabajos puramente espeleológicos, también ha tenido relevancia en este tiempo la recuperación de restos paleontológicos de una de las simas de la zona; otro día hablaremos de ello con más detalle.

Primero un pequeño resumen de los trabajos realizados desde diciembre:

03/12/2016. Salida a la Cueva'l Mazu. Participan los socios del club Íñigo, Lara, Victoria y Pablo, quien suscribe. Se reinstala el pozo de entrada, se sube al sector de La Chimeneína para revisar el estado de cuerdas e instalaciones (hacía más de dos años que no pisábamos por el Mazu), se explora y equipa un pozo en este sector (que comunicó con la Galería del Ríu), y por último montamos un pasamanos al comienzo del Enanche. No se topografía.

09/12/2016. Salida a la Cueva'l Mazu. Participan los socios Gonzalo, Victoria y Pablo. A partir de una incógnita en la zona del Enanche se descubre y explora todo un sector nuevo; destaca una sala de medianas dimensiones (Sala Broken Caveman), en la que un pozo comunica con el Afluente del Duck y de la que parte un interesante meandro ascendente (Meandro Liando). Tampoco en esta ocasión se topografía.

15/12/2016. Salida a la Cueva'l Mazu. Gonzalo, Victoria y Pablo. Se topografía y desequipa lo explorado el día 3, y se sube a La Chimeneína donde se escala una de las chimeneas barrosas accediendo a un nivel superior con continuidad, la Vía Patatal Total. Progresamos por el techo del meandro, equipando varios pasamanos hasta agotar el material.

04/01/2017. Salida a la Torca PD-37 (en lo sucesivo Torca del León) para la extracción de restos paleontológicos. Participan, por un lado los socios del club Victoria y Pablo, y por otro lado Diego Álvarez Lao (paleontólogo de la Universidad de Oviedo), Gemma Adán (arqueóloga del Principado, que finalmente no entraría en cavidad), Adrián Álvarez Vena (doctorando en paleontología al que unen numerosos lazos con nuestro club) e Isabel Díaz Novo (Presidenta de la FESPA y compañera espeleóloga de L'Esperteyu C.E.C.). Los trabajos se circunscribieron a la recuperación de los restos de león de las cavernas descubiertos por nosotros en la primavera de 2014.

09/01/2017. Salida a la Cueva'l Mazu. Victoria y Pablo. Se topografía y desinstala todo el sector descubierto el 9 de diciembre: zona de la Sala Broken Caveman y Meandro Liando.

13/01/2017. Salida a la Cueva'l Mazu. Participan Lara, Zaida, Río, Gonzalo, Victoria y Pablo. Se topografía lo explorado en la Vía del Patatal Total y proseguimos con la exploración del meandro. Finalmente se explora un pozo rampa (l'Embudu) por el que se comunica por varias vías con la Galería del Ríu, conformando todo un nuevo sector de la cueva que comunica también con l'Enanche; se cierra una amplia poligonal. Mencionar que el río de la cueva estaba en carga.

19/01/2017. Salida a la Torca del León. Gonzalo y Pablo. Reiniciamos los trabajos en la cavidad, parados desde el descubrimiento de los restos paleontológicos en 2014. Se topografía el eje principal de la cueva hacia el oeste, y después se topografía y desinstala el Pozu la Broca en el extremo contrario de la cueva, así como la zona del yacimiento (esto último parte de lo que a la postre denominaríamos el Pasaje Inferior); todo ello había sido explorado ya en 2014.

25/01/2017. Salida a la Torca del León. Zaida, Victoria, Gonzalo, Río y Pablo. Se explora y topografía en el extremo oriental del Pasaje Inferior, en la zona de la boca inferior (torca PD-38), y en el extremo de la Galería de los Destellos. Desde la sala de la boca PD-38 (donde hallamos una granada de la guerra civil) se explora -y topografía en su mayor parte- una vía vertical que finaliza en un sifón.

28/01/2017. Salida a la Torca del León. Participan Capitán, Xuacu, Ester, Río, Zaida y Victoria. Se exploran los pozos que faltaban en la Galería de los Destellos; el más oriental da inicio a una vía vertical que alcanza cierto desarrollo. No se topografía.

30/01/2017. Salida a la Torca del León. Participan por parte del club Zaida, Victoria y Pablo; además Diego Álvarez Lao, Adrián Álvarez Vena (que finalmente no entraría en cavidad) y Daniel Ballesteros (geólogo de la Universidad de Oviedo y compañero espeleólogo del G.E.S. Montañeiros Celtas). Segunda y última jornada de recuperación de restos paleontológicos de la sima. Se extraen también numerosos sacos de sedimento para su cribado.

01/02/2017. Salida a la Cueva'l Mazu. Pablo y Río. Se sube a la zona del Embudu por donde habíamos bajado en la salida del 13 de enero, topografiando y desequipando, para de seguido instalar y topografiar otra vía de subida más cómoda desde la Galería del Ríu. Tras esto, subimos al Patatal Total donde se continúa con la exploración del meandro hasta agotar el material que llevábamos.

06/02/2017. Salida a la Torca del León. Victoria y Pablo. Se topografía la mayor parte de lo que faltaba del Pasaje Inferior, así como algún otro pequeño lateral en el eje principal de la cueva.

08/02/2017. Pateo de prospección. Victoria y Pablo. Se patea al oeste de la Torca del León, localizando junto a la laguna de la Marea la H.uente una surgencia y una cueva con continuación.

09/02/2017. Salida a la Cueva de la Marea la H.uente y pateo de prospección. Pablo y Victoria. La exploración de la cueva concluye tras unas decenas de metros ante la poza de un sifón; no obstante hay tiro de aire. Se patea por la zona descubriendo algún abrigo y cavidades de poco interés; se hace croquis de una de ellas, la Cueva del Colláu la Prida (PD-43).

11/02/2017. Salida a la Cueva de la Marea la H.uente. Pablo. La intención era topografiar lo explorado hasta el sifón. Sin embargo el nivel del agua había bajado notablemente, permitiendo continuar con las labores de exploración y topografía más allá de la poza del sifón, a través de una galería cómoda ascendente (Galería Bramadoria). Además se toman coordenadas de la cueva y las surgencias próximas.

14/02/2017. Pateo por la Marea la H.uente. Pateo de Río para conocer la ubicación de la cueva recién descubierta. La boca muestra huellas de haber echado agua recientemente.

15/02/2017. Salida a la Cueva de la Marea la H.uente. Victoria, Gonzalo y Pablo. Se continúa con la exploración y topografía de la cueva, terminando ante un punto en el que será necesario volver con neopreno (galería baja inundada). A la salida se prospecta por la zona, localizando varias cuevas modestas cerca del curso del río la Bola.

21/02/2017. Pateo de prospeción por Mañanga. Pateo de Río por la zona, localizando varias cavidades menores que quedan pendientes de topo.

22/02/2017. Salida a la Torca del León. Zaida, Gonzalo y Pablo. Se topografía la vía vertical explorada en la anterior salida, dejando una incógnita por no llevar material de instalar. Se explora también el caos de bloques entre ambas bocas localizando algunos restos de mueyu.

25/02/2017. Salida a la Torca'l Prau la Verde. Zaida, Capitán, Xuacu, Río y Pablo. Se topografían algunos ramales menores y se trabaja infructuosamente en una desobstrucción en una gatera ventilada de los meandros más profundos.

06/03/2017. Salida a la Torca del León. Zaida, Nidia, Julio, Gonzalo y Pablo. Se remata la incógnita en los pozos de las últimas salidas y se desinstala este sector. Se revisan y topografían todas las incógnitas de la Galería de los Destellos. Se topografía también en el caos de bloques entre las bocas, y se extraen los restos de mueyu para su entrega a la Universidad.

16/03/2017. Salida a la cueva MA-43 y pateo de prospección. Nidia, Julio, Zaida y Pablo. Se pateó por las proximidades de Porrúa localizando algunos furacos; topografiamos las tres pequeñas cuevas de la escuela. Por la tarde, más pateo y topografía de la Cueva MA-43, explorada en campañas previas. Por último visitamos la cercana Cueva de H.ou Cabrón.


Y tras este repaso cronológico, así es cómo quedan las cavidades trabajadas:

Cueva'l Mazu (PD-03). Continúa la cueva con idénticas características y más laberíntica aún si cabe. Los nuevos sectores explorados se sitúan sobre la Galería del Ríu, l'Enanche y el Afluente del Duck, y al sureste de la Galería Pisada y el sector de La Chimeneína. El desarrollo topografiado alcanza los 3757 m, con un desnivel que se mantiene invariable en los -55 m. Son muy numerosas las incógnitas en la cueva, que ofrece aún muchas posibilidades. Los nuevos sectores (al igual que la mayor parte de la cavidad) tienen mucho barro, lo cual dificulta sobremanera la exploración.




Torca PD-37/PD-38 (Torca del León). En conjunto la cueva se configura con un eje principal (galerías Panthera Leo y Destellos) al que caen las dos bocas verticales, un nivel inferior más o menos paralelo al anterior (el Pasaje Inferior), y una serie de pozos que desde ambas galerías se desfondan hacia cotas más profundas. El desarrollo actual de la cavidad asciende a 1068 m, con una profundidad máxima de -55 m. Quedan aún numerosas incógnitas por explorar.



Torca'l Prau la Verde (PD-36). Se trata de la más profunda cavidad del sector, con -118 m, siendo además de interés por la presencia de varios ríos distintos en su recorrido. El desarrollo topografiado alcanza los 566 m.



Cueva de la Marea la H.uente (PD-41). Interesante cavidad, que actúa como trop-plein del río subterráneo que la recorre, vertiendo aguas hacia la laguna de la Marea la H.uente. La exploración está aún en sus inicios, lo mismo que la topografía (183 m de desarrollo y 23 m de desnivel), pero parece una cueva prometedora, ya que a todas luces su río es el colector principal del macizo.



Cueva MA-43. Pequeña cavidad fósil, relacionada genéticamente con la Cueva de H.ou Cabrón, aunque en la actualidad no hay paso penetrable entre ambas. Cuenta con restos de conchero, siendo la segunda cavidad con interés arqueológicos que encontramos en la zona de trabajo.



Y concluyo aquí este largo post. Seguiremos informando.
Saludos soterraños!


martes, 14 de marzo de 2017

Memoria Onís 2009-2016

Ah.ayádevos, cueveros!

Prácticamente desde la creación del club, el Escar ha venido realizando salidas a cavidades del concejo de Onís, y muchas de las clásicas (Sistema Bobia-Nubláu-l'Agua, Pozu la Peruyal, Cueva de Pruneda, Cueva la Cañada...) son viejas conocidas de buena parte de los socios del club. En 2009 organizamos la Axuntanza en Onís, lo mismo que este pasado 2016, cuando de nuevo le tocó a nuestro club plantear el encuentro. Podríamos citar también la topografía parcial de la Cañada realizada en 2010 en el marco de un cursillo de topografía para el club y, no menos importante, el descubrimiento de las pinturas rupestres de la Cueva de Pruneda en 2009.

Sin embargo la solicitud ante la FESPA del valle de Onís como zona de exploración de la S.E.B. Escar no llegaría hasta 2014, tras hacerse público el descubrimiento de las pinturas de Pruneda, momento en el que nos planteamos retopografiar de modo completo y detallado esta cavidad y otras próximas.

Presentamos ahora el informe que recoge las exploraciones y trabajos realizados en la zona de Onís a lo largo de estos años, tanto los trabajos esporádicos llevados a cabo entre 2009 y 2013, como los realizados en 2014-2016 de modo más sistemático. Lo más destacado de la memoria es la presentación de la reseña y topografía completa de la Cueva de Pruneda, que arroja un desarrollo de 1088 m con un desnivel de -76 m.


Como ya es habitual hemos subido la memoria al sitio web de Scribd, desde donde se puede consultar, descargar o imprimir de forma gratuita siguiendo este enlace.

¡Que vos preste! ¡Saludos soterraños!

viernes, 10 de marzo de 2017

Torca los Cinchos (Peñamellera Alta), -112 m


Torca Los Cinchos
Concejo de Peñamellera Alta
Sociedad Espeleológica y Barranquista Escar, 2017

Localización e historia:
Ubicada en la zona de Los Casares o Llandabanes, en el monte Cagigu La Campuca o Pico Ubricario también denominado por los lugareños La Muezca. Sierra del Cuera [ver coordenadas en la topografía].
Localizada y explorada en febrero de 2017. Al haber encontrado anclajes ya instalados y habiendo realizado indagaciones, no hemos llegado a ninguna conclusión de cuando puedo ser explorada con anterioridad.


Espeleológos participantes:
Sergio Estrada, Capi
Zaida Álvarez, la del camping
Lara Álvarez, la otra del camping
Julio Montes, el cocinero
Joaquín Pérez, Xuacu

Descripción:
La entrada se halla ubicada en una canal, de difícil acceso y colgada de una pared. Es una grieta vertical, que da acceso a un pozo de pequeñas dimensiones en anchura, pero vertical. A media altura, nos encontramos con una pequeña repisa. Una vez superada, se baja hasta el fondo del pozo. El suelo es de piedras sueltas de pequeño tamaño, probablemente, desprendidas de las paredes. Llama la atención la existencia de un osario, compuesto en su mayoría por restos de cánidos. Se aprecia un pequeño caudal de agua, debajo de las piedras, que desemboca en una grieta infranqueable y que superamos en altura, realizando una pequeña escalada y un posterior descenso. Después de realizar labores de desobstrucción para poder franquear otra estrechez, damos acceso a otro pozo, esta vez muy concrecionado y con un pequeño aporte de agua que recorre una de la paredes, llegamos al fondo del mismo, encontrando un fondo de saco con mucho barro y que, seguro, en la temporada de lluvias, llega a inundarse, ya que no existe grieta por donde pueda escapar el agua.



Datos espeleométricos:
Desarrollo: 138 m
Desnivel: -112 m

Instalación:
Para la instalación, hemos usado parabolt de 8 mm. En la cabecera hay dos instalados. En el primer pozo, hay 5 fraccionamientos y se usan unos 90 metros de cuerda. En el fondo del pozo y para franquear la pared realizamos una escalada en libre. El descenso desde la escalada, el franqueo de la estrechez y la bajada del siguiente pozo, se realiza con unos 80 metros de cuerda y 8 fraccionamientos.


Topografía:



[Reseña de Xuacu Pérez San José]

jueves, 9 de marzo de 2017

Memoria de exploraciones Sotres-La Caballar 2011

Ah.ayádevos, cueveros!

Hace ya mucho tiempo de estos trabajos, pero publicamos ahora la memoria de la campaña del 2011 en la zona de Sotres y Caballar (macizo Oriental de los Picos de Europa, conceyu de Cabrales), la que fuera segunda (y última por el momento) campaña de la S.E.B. Escar en Picos.

En su día se remitió este trabajo a la FESPA y a la administración del Parque Nacional, en cumplimiento de la normativa de exploraciones espeleológicas de ambas entidades. Fue remitida también por circular interna a los socios del club. Sin embargo, lo cierto es que no la hicimos pública en aquel momento, situación que corregimos ahora subiendo este informe al sitio de 'Scribd.com' donde tenemos alojadas el resto de memorias del club.

Puedes consultar, imprimir y/o descargar la memoria siguiendo este enlace.


sábado, 13 de febrero de 2016

Últimas exploraciones en la Cueva la Vallina


Ah.ayádevos, cueveros!
Este año comenzamos fuerte en la zona de trabajo de Llanes. Tras la salida realizada a la Cueva la Vallina el 2 de enero en plan espeleoturismo, hemos regresado en otras cuatro ocasiones a la cavidad desarrollando trabajos de exploración y topografía que pasamos a resumir:

28 de enero (Gonzalo, Victoria, y Pablo).
Nada más entrar en la cueva topografiamos un ramalillo pendiente en la sala de entrada. Después, ya en la Galería Principal, se topografía otro ramal descendente que faltaba, y sobre él, un piso superior que se gana con una corta trepada. Ambos conductos figuraban como incógnitas en la topo, aunque los habíamos explorado ya durante la anterior salida, siendo de escaso desarrollo.


Tras esto seguimos hasta la Conexión Sur, donde continuamos con las labores de topografía en el laberinto de gateras barrosas que se sitúa hacia el sur y por encima de la Galería del Ríu, sector que bautizamos como Red del Reptilgusano. Desde este laberinto se consigue superar una estrechez ascendente que conduce a una sala que creemos nueva, pero que a la postre ya había sido explorada previamente por Pablo y Julio en una salida en 2013; queda bautizada como “Sala de espaldas te baldas”. Se topografía el eje principal de esta sala mediana y se exploran varios conductos que parten de ella, dejando algunas incógnitas. Tras ello emprendemos el regreso, concluyendo la jornada (como de costumbre) con una cerveza en el bar de Porrúa.
Con lo topografiado en esta ocasión el desarrollo supera ya los 2 km, aunque por los pelos: 2001 m. El desnivel se mantiene en los 47 m.



3 de febrero (Río, Victoria, y Pablo).
Entramos directos hasta el nivel inferior de la Sala los Peines, topografiando desde allí la Conexión de la H.ilandera hasta la Galería del Ríu. Mientras Victoria y Pablo topografían, Río va explorando los ramales laterales, descubriendo que uno de ellos comunica con la Sala l’Arenal debajo de la estalagmitona; quedan pendientes de topografía. Tras llegar a la Galería del Ríu subimos hasta la Sala “de espaldas te baldas”, topografiando en esta todos los ramales que se dirigen hacia el sur, que forman un pequeño laberinto de conductos estrechos. Además Río explora el resto de ramales que parten de la sala, descubriendo que uno conecta con los laminadores barrosos tras el Gran Bloque, y por tanto con la Galería Principal: se trata de una nueva conexión (la cuarta) entre la Galería Principal y la Galería del Ríu, y queda bautizada como Conexión “Patatal total”. Comemos en la sala y después descendemos hasta el río, donde topografiamos aún algunos ramales de la Red del Reptilgusano antes de emprender el regreso. Culminamos la jornada en el bar de la bolera de Porrúa.
Con lo topografiado en esta ocasión el desarrollo alcanza los 2127 m, sin variar el desnivel.



4 de febrero (Kiko, Íñigo, Ernesto, Río, Zaida y Pablo).
En esta nueva salida íbamos con diversos objetivos: por un lado continuar con la topo, y por otro abordar una escalada en la Sala del Belén.
Nada más entrar se decide instalar, ya que llevamos taladro, el pocete que está en la zona inicial de la Galería Principal, ya descendido "a güevu" en 2012. Mientras Río, Íñigo y Ernesto se ocupan del pozo y de revisar la salita inferior, los restantes topografiamos un par de gateras pendientes por aquella zona, una de ellas sumamente estrecha y que sólo Zaida consigue superar.
Después de esto nos internamos en la cueva. Un equipo se queda en la Sala del Belén y el otro prosigue hacia la Conexión de la H.ilandera, a topografiar.
El primer grupo (Ernesto, Río e Íñigo) no pueden abordar la escalada porque el taladro está sin batería. Tratan de alcanzar la ventana por una rampa lateral, y tras una breve desobstrucción de una gatera en esta rampa consiguen alcanzar la ventana, que es sólo un balcón sin continuidad. Otra gatera inferior en la rampa da acceso a otra ventana sobre la Sala del Belén, conectando también con los laminadores barrosos detrás del Gran Bloque. Después revisan la parte superior de este tramo de la Galería Principal, arrampado y muy resbaladizo.
El segundo grupo (Kiko, Zaida y Pablo) topografía los ramales a la izquierda de la Conexión de la H.ilandera. El primero, tras una desobstrucción fácil, acaba comunicando con la bloquera de la parte alta de la Sala l'Arenal, al inicio del Meandro del Guano. Se comienza después con los otros dos ramales, que Río había explorado en la anterior salida hasta la Sala l’Arenal. Estando allí, aparecen los del primer grupo. Quedamos en un punto de la Red Reptilgusano para comer; mientras unos terminan la topo de esos ramales, los otros portearán todas las sacas hasta el lugar donde comeremos.




Tras esto el segundo grupo continua con la topo, y una vez en la Sala l’Arenal deciden ir hasta el punto convenido para comer por la Galería Principal y la Conexión Sur, y no por la H.ilandera. Cuando llegan al punto convenido no están los del primer grupo, ni tampoco las sacas con el papeo. Estos ya habían comido y como no llegaba el resto se dirigen nuevamente a la Conexión de la H.ilandera con todas las sacas, pensando que habría alguna confusión con el lugar donde habíamos quedado. Como en la H.ilandera tampoco están salen con todas las sacas hasta la Sala del Belén.
En fin, después de jugar al ratón y al gato por la cueva un buen rato, finalmente nos encontramos. En el ínterin los del segundo grupo habían topografiado también algún otro conducto en la Red Reptilgusano.
Una vez todos juntos (y las sacas) en la Sala del Belén, comen los que faltaban, echamos unas risas y emprendemos el regreso.
Ya una vez fuera de la cueva nos dirigimos al covacho MA-05 para retirar unas chapas que teníamos allí desde que iniciamos su desobstrucción en 2012. Como vemos que la surgencia MA-04 (por las que salen al exterior las aguas de la cueva) estaba seca y el sifón vacío, se revisa esta pequeña cavidad hasta la estrechez donde se sitúa la punta de topo, concluyendo que la desobstrucción es factible si sigue sin llover. 
Concluimos la jornada, cómo no, en el bar de la bolera de Porrúa. Con lo topografiado en esta ocasión el desarrollo alcanza los 2303 m.

11 de febrero (Gonzalo, Victoria, Río, Zaida y Pablo).
De nuevo a la Vallina, con el objetivo de terminar con todos los ramales de la Galería Principal; ha llovido bastante, por lo que hemos descartado la idea de desobstruir la surgencia MA-04. Primero topografiamos una serie de gateras por debajo del Gran Bloque y en la Sala del Belén, de escaso desarrollo. Se topografía también un ramalillo en la parte baja de la galería, sin continuidad, y las gateras en la rampa que conducen a ventanas sobre la Sala del Belén, exploradas en la anterior salida. Se prosigue después hasta el final de la Galería Principal, donde se explora y topografía otro ramalillo a modo de laminador descendente, sin solución de continuidad. Y aún proseguimos hasta la Sala los Peines, donde revisamos sin resultado algunas incógnitas.



Finalmente revisamos la salita al otro lado de la desobstrucción efectuada en el 2012, donde faltaban unas tiradas de topo. Se revisa una estrechez que parece ofrecer continuidad, y tras realizar una fácil desobstrucción conseguimos colarnos del otro lado del agujero, dando acceso a un conducto barroso que se dirige hacia el este-noreste y que tiene tiro de aire. El conducto (bautizado "All-orín") por su extremo acaba cerrando, aunque localizamos algunas gateras ascendentes ventiladas muy estrechas. Topografiamos toda esta zona, y ya a la salida, encontramos un paso ascendente penetrable e intensamente ventilado; sin embargo lo resbaladizo de la rampa nos impide alcanzarlo, por lo que habrá que regresar con material adecuado (piolets, o algo asemeyao...).



Damos por finalizada la jornada, saliendo de cavidad y parando como de costumbre en Porrúa a tomar una. Con lo topografiado en esta ocasión el desarrollo alcanza los 2429 m. Además la zona descubierta tras la desobstrucción del 2012 ofrece muy buenas expectativas de cara a futuras exploraciones: tanto la corriente de aire, como el hecho de que este conducto se aleja de todo lo conocido previamente en la cueva, nos hace ser optimistas.



Las fotos son de Victoria y Zaida Álvarez Vena. Abajo el estado actual de la topo, que poco a poco va reflejando lo extremadamente laberíntico de esta cavidad.

Continuaremos informando. Saludos soterraños!